Arte en la industria


Empalmando con la anterior entrada sobre torres de refrigeración os presento algunas iniciativas para unir arte e industria.
Plasmando efectos de luz sobre la central nuclear de Gosgen se consiguen estos increibles colores:

En Sudáfrica, en Soweto, al desmontar la central se dejaron las estructuras de las torres de refirgeración con estos murales (via weburbanist.com)

En Helsinki el proyecto Green Cloud o Nube Verde permitía a los ciudadanos monitorizar en sus ordenadores el consumo de la ciudad en cada instante. En función del ahorro que se produjese la luz verde sobre los humos se hacía más grande o más pequeña si el ahorro era pequeño.

Quizá este diseño futurista de central nuclear permitiese cambiar algunos prejuicios:

Un ejemplo real y más cercano lo tenemos en los tanques de la refinería de Tenerife de Cepsa:

Aunque no tenga ningún valor funcional, el efecto estético que tienen estos ejemplos parece suficiente para que en la industria podamos considerar una simbiosis entre arte, ingeniería e industría. Sobre todo viendo el dinero que gastan ayuntamientos y administraciones en edificios o monumentos de pura vocación estética.

Anuncios

Un pensamiento en “Arte en la industria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: