El Petróleo


El petróleo o crudo, como se suele llamar en la industria petroquímica, es el tema elegido para mi primera entrada ya que, según he ido comprobando con el tiempo,es un gran desconocido para la mayoría a pesar de estar presente en nuestras vidas por todos lados.

Una pequeña introducción a los orígenes

La formación del petróleo la estudiamos todos en el colegio. Basicamente, una bolsa de materia orgánica (por ejemplo, los sedimentos de un bosque de hace millones de años) sometida a unas condiciones de temperatura y presión durante cierto tiempo genera un depósito de petróleo y gas. Se define el petróleo como una energía no renovable, he aquí el primer matiz: es no renovable en términos temporales biológicos, pero no geológicos. Esto quiere decir, si realmente agotasemos el petróleo, volvería a haber petróleo dentro de millones de años pero nuestra raza probablemente ya no lo vería. El ritmo de consumo actual también es un factor decisivo para estar de acuerdo en que es una energía no renovable.

El uso del petróleo se remonta a miles de años atrás, principalmente en Oriente Medio, donde ya tenía usos tan dispares como ungüento medicinal, engrasador, combustible para alumbrado o impermeabilizante. De hecho, el nombre de la sustancia significa “aceite de piedra” ( de la combinación de las palabras petra y oleum). En determinadas zonas del planeta, la abundancia y la facilidad de extracción del petróleo ha sido y continúa siendo tal, que nuestros antepasados veían manar literalmente el petróleo del suelo. Para los seguidores de Asterix en su tomo 26, “La Odisea de Asterix“, el argumento comienza con Panoramix, el druida, desesperado porque se le ha acabado un ingrediente esencial de su poción mágica, el aceite de roca. Asterix y Obelix se enfrascarán en una nueva aventura rumbo a Oriente Medio en busqueda de… Petróleo.

Asterix y Obelix haciendo GeoExploración

Asterix y Obelix haciendo GeoExploración

Composición del petróleo

Describir el petróleo es una tarea dificil pues la pregunta sería similar a describir, por poner un ejemplo, a las mujeres de un país. Las hay altas, bajas, morenas, rubias, simpáticas y con mala leche. Con el crudo sucede lo mismo, los hay de muchos tipos: ligeros o pesados, alto azufre o bajo azufre, parafínicos o nafténicos… Éstas y otras características, definen en general las cualidades de un crudo. Lo que sí podemos decír del crudo es que es una mezcla de componentes, principalmente hidrocarburos, es decir compuestos mayormente formados de átomos de carbono e hidrógeno, muy variable y por lo tanto con rangos de destilación muy diferenciados. Por lo tanto en el crudo podemos encontrar desde compuestos ligeros como propano y butano, utilizados en nuestras casas para el termo o la calefacción, o compuestos muy pesados como asfaltos.

Por lo tanto, para poder aprovechar las múltiples oportunidades de compuestos que se parecen tan poco, hay que separarlos. Esto se hace con una destilación, lo mismo que hacemos con los alcoholes y que otro día explicaré en qué consiste. Con la destilación se consigue separar los compuestos según sus puntos de vaporización, obteniéndose de lo que se denominan “cortes”.

Esta es la composición media por ejemplo de un crudo habitualmente destilado en las refinería de España, el Arabia Ligero:

Mitos a desmentir del petróleo

Llegamos pues a donde quería. Muchos amigos y medios de comunicación tienen unas ideas preconcebidas que me gustaría desmontar:

1) Primera Idea Falsa: El crudo es gasoil y gasolina. Nada más lejos de la realidad. Como se observa en la gráfica anterior, practicamente un 50% de un crudo normal es Fueloil (combustible para barcos o base asfáltica). Pero el crudo también lleva gases ligeros, LPG (propano y butano), queroseno…. Del crudo se sacan las materias primas para la bolsa del supermercado, el cubo de playa, el flotador, el chicle (sí el chicle), las velas de cera, la parafina para la tabla de surf, el salpicadero de tu coche, la botella de refresco de 2L, el aceite de tu coche, los preservativos, tus gafas de sol, parte de tu ropa también, el juguete de tus hijos, cremas varias, la pintura de la pared de tu casa y un sinfin de cosas más.

2) Segunda Idea Falsa: El precio de la gasolina y el gasoil lo ponen las petroleras. Cada uno de los principales productos tiene su propio mercado internacional en los que se fijan los precios, fuel, queroseno, gasoil marino (MGO), etc.. Y la gasolina y el gasoil también. Y el crudo. Aunque entre el precio del crudo y de sus productos existe una interrelación evidente al tratarse de la matería prima, no tienen porqué acompañarse. Es como la bolsa. ¿Por qué un día sube y otro baja? A pesar de los intentos de explicaciones de los economistas, es todo demasiado complicado y otro día trataremos de explicar la formulación de precios.

Pero una cosa está clara, los precios los ponen los mercados (existen unos mercados de referencia y unos crudos de referencia, ¿os suena el Brent?) y las refinerías pueden perder dinero. No siempre se gana dinero en el negocio refinero. En un mercado donde el precio de la materia prima (el crudo) viene dado y el precio de los productos también, tenemos un margen impuesto. Sólo su capacidad de ser más eficientes, su situación geográfica para disminuir costes de transporte y su capacidad de valorizar productos de menor precio en otros de mayor precio, lo que se denomina conversión, pueden dar la vuelta a un margen de refino negativo. Que lo hay. Y bastante a menudo ultimamente.

3) Tercera Idea Falsa: El crudo es negro, viscoso, como el “chapapote”. Muchos os sorprenderíais al ver que un crudo normal (no un extrapesado) es parecido a un agua negra. Pesa menos que el agua ya que es menos denso, no tiene porque ser excesivamente viscoso, o sí (de nuevo hablamos de si las mujeres son rubias o morenas). Esta es una idea preconcebida creo que motivada por los errores de los medios de comunicación de valorar cualquier vertido de accidentes marítimos como si fuese de petróleo. Los barcos, queman fueloil, que sí es una parte pesada del petróleo o gasoil. Lo que muestran muchas veces los medios son esas galletas, provocadas al tomar arena y solidificar con baja temperatura. O las emulsiones formadas con el agua de mar.

Anuncios

Un pensamiento en “El Petróleo

  1. Pingback: Cómo el petróleo salvó a las ballenas (o casi) – ¿sabías qué? | refineering

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: